Artículos de prensa

[volver]    [índice de artículos]

ALERTA EN LA FRONTERA

En La Opinión/ElCorreo de Zamora del 25 de Noviembre, Chany Sebastián, reportero de la zona de Adata, ponía en nuestro conocimiento la escalofriante situación de la zona oeste de la provincia. Nos daba dos datos de suma importancia que ponen en evidencia el estado de moribundez de la comarca. El primero, nos decía, es que la población ha disminuído en más de dos tercios en los últimos cincuenta años. No acabó de rematar la información porque de esos 12000 (reales) que viven allí en permanencia la mayoría sobrepasa la sesentena. ¡ Ya me dirán que esperanzas de crecer!. El otro dato es que a estas alturas cualquier empresa que desée implantarse en la zona tiene serias dificultades por la carencia de infraestructuras. Llámese falta de fluido eléctrico o vías de evacuación para la salida de materias allí extraídas o elaboradas. Entretanto nuestros preclaros políticos, nacionales, regionales y provinciales nos quieren repoblar la zona con cabras y rebecos diciéndonos que eso es muy bueno y que potenciará la economía de nuestra provincia. ¡Se me llena la cara de rubor por la ausencia de vergüenza de estos señores!

Yo quisiera añadir algún dato, que seguramente Chany ya lo conoce y que están extraídos de un libro que publicó el Consejo Económico Sindical Provincial de Zamora en 1971. Me voy a referir, solamente, a la evolución de la población de los pueblos que componen los actuales ayuntamientos de Muelas del Pan y Villalcampo, bastante menos azotados que el resto de los pueblos de Aliste, aunque se pudieran hacer matizaciones.

Estos pueblos tenían en su conjunto en 1950 una población de 3865 habitantes que, aplicando el coeficiente de crecimiento poblacional para España hasta estos momentos (1,4) nos daría una población actual de 5411 habitantes. La realidad es muy otra. En estos momentos la suma de los habitantes de todos estos pueblos ronda los 1500 habitantes y creo que me excedo.

En el otro lado de la frontera las cosas no van, tampoco, muy boyantes, pero mucho mejor que aquí. Por poner un ejemplo, en 1950 la ciudad de Miranda do Douro tenía una población similar a la de Muelas o Villalcampo. Hoy estos dos últimos pueblos son auténticas aldeas en retroceso constante. Miranda ha crecido desde entonces y, en estos momentos, está en fase de construcción un polígono industrial para continuar su auge y para hacer frente a la lucha por la supervivencia dentro de esta Europa que se nos echa encima. ¿Y aquí en Zamora? ¿Qué se hace? – Mucha discusión de café y tirarse los trastos a la cara unos a otros. Son incapaces de tomar decisiones que favorezcan a la provincia. Siempre encuentran subterfugios para evadirse de su responsabilidad. Vayan a esas pizarreras y verán que los propios empresarios tienen que trabajar con generadores propios por la carencia de fuerza en las líneas. Vayan por esas carreteras y verán que baches. Una buena idea sería llevar a todos esos políticos a las sierras donde quieren llevar las cabras y los rebecos y quitarles las ropas, (los rebecos y cabras tampoco llevan abrigo), de esta forma tomarían conciencia de su desidia y de la falta de asunción de las responsabilidades.

Simplemente quiero decir que siento auténtica aversión por esta clase incapacitada y una rabia tremenda porque Zamora se nos hunde.

Autor: Luis Pelayo , Publicado en La Opinión - El correo de Zamora, Sección Criterios, el 08-12-2003


««   Mostrando resultados 12 a 12 de 32   8 9 10 11 12 13 14 15 16  «   »

[volver]    [índice de artículos]
© Desde 2002
Web Analytics