Artículos de prensa

[volver]    [índice de artículos]

EL CORREDOR DEL DUERO

En estos días se han reunido los representantes de la Comunidad de Castilla y León y los representantes de la Región Norte de Portugal. El encuentro ha tenido lugar en Valladolid. La comisión de trabajo, presidida por el Sr. Herrera presidente autonómico de Castilla y León, ha abordado diversos aspectos de interés para ambas comunidades como pueden ser la colaboración en temas de sanidad y en temas de medio ambiente. Se ha hecho mucho hincapié en la necesidad de establecer infraestructuras de comunicaciones terrestres, especialmente por carretera, pero, nos parece, todo queda en un bello discurso de cooperación.

Bien es cierto que se ha dicho que la construcción de la IP4 desde la ciudad de (O)porto hasta la aldea de Quintanilha junto al río Manzanas (Maçâs) ha supuesto un enlace importante entre la ciudad portense y la región de Tras-Os-Montes. También se habló del importante paso que supuso la reparación de la N-122 desde Tordesillas hasta la frontera. Nada se habló del enlace entre ambas que está aún sin realizar, pues hace falta un puente nuevo sobre el río Manzanas que lleva décadas de espera. En estas condiciones de precariedad de las comunicaciones se están lanzando discursos grandilocuente que nada dicen a favor de esta comisión hispano-portuguesa, pues los discursos , por sí mismos, en nada alteran la situación de abandono en que se encuentra “La Raya”. Se habla de la necesidad de continuar la autovía Tordesillas-Zamora hasta la frontera allá para el 2007. Esto es dar largas al asunto y no agarrar el toro por los cuernos. Los portugueses, por su parte, hablan ya de la necesidad de convertir en autovía o autopista el tramo Porto- Quintanilha. Entretanto el transporte pesado se encuentra con un cuello de botella entre el final de la IP4 y la N-122 (ambas son la E82) sin que te tomen medidas fácticas para unirlas a través de un puente sobre el Río Manzanas.

Pero todo esto es solamente lo que aflora en los medios de comunicación. La realidad de “La Raya” es mucho más triste. Desde Moimenta, en la raya de Orense, hasta Bemposta en la raya del Tormes, los pasos utilizables, en la práctica, y en malas condiciones, son los de Calabor-Portelo, San Martín-Quintanilla, Torregamones-Miranda y Fermoselle-Bemposta. Existen otros pasos en los que se puede pasar en bicicleta o automóviles de turismo corriendo riesgos. Tales pudieran ser Hermisende-La Tejera-Monfreita, Riohonor de Castilla- Río de Onor, Villarino-Petisqueira, Alcañices-San Martinho de Angueira, Moveros-Constantim y Castro de Alcañices- Paradela. Muchos de estos últimos ni siquiera están asfaltados y dificultan la comunicación de ambos lados de La Raya.

Con estos datos que presentamos aquí, solamente en el aspecto de comunicaciones terrestres, nos tememos que el triunfalismo de la cumbre de Valladolid suena a sarcasmo y que esa comisión hispano-portuguesa se está gastando el dinero en propaganda, pues como decimos, ni han acordado aspectos concretos en este tema de las comunicaciones y en otros han quedado como simples intenciones de mirarse a la cara.

Creemos, sinceramente, que tendrían que tener esos señores un sentido más desarrollado de la vergüenza y no tratar de engañar a los zamoranos y tramontanos con tanta fanfarria y vacuedad de discurso. Obras son amores.

Autor: Luis Pelayo , Publicado en La Opinión - El correo de Zamora, Sección Criterios, el 26-01-2004


««   Mostrando resultados 13 a 13 de 32   9 10 11 12 13 14 15 16 17  «   »

[volver]    [índice de artículos]
© Desde 2002
Web Analytics