Artículos de prensa

[volver]    [índice de artículos]

EL PARO BAJA Y EL PARO SUBE

Leemos en estos días noticias en la prensa española de que el paro está remitiendo. Concretamente se habla de que en todo el país la cifra de parados ha disminuido en 2478 personas. Simultáneamente se nos afirma que las cotizaciones a la Seguridad Social han disminuido, también, en las cuantía de de 66.289 personas. Esto, a primera vista, parece una contradicción. ¿Por qué esta contradicción? Si el paro ha disminuido parece lógico pensar que ha de haber aumentado el empleo y, consecuentemente, las cotizaciones, pero los responsables del instituto del empleo en sus falsas verdades, que son mentiras solapadas, no nos explican la razón de fondo. En nuestra propia provincia, a tenor de las informaciones de la prensa provincial, el paro ha aumentado en ciento y pico de personas a las cuales hay que añadir las personas que han emigrado. Quizás por ese camino encontremos la explicación de la contradicción.

Puede que el número de pensionistas haya aumentado y, consecuentemente, haya bajado el número de cotizantes a la Seguridad Social, (recordemos que los pensionistas ya han pagado su cotización a la S.S. para su jubilación durante los años en su ejercicio laboral), pero, y quizás vayan por ahí los tiros, habrá que tener en cuenta que en estos momentos cientos y cientos de españoles, la mayor parte con formación universitaria, pero también otros muchos con formación profesional, están llenando las fábricas alemanas y los restaurantes del Reino Unido. En el entorno que yo conozco hay de estos emigrantes un verdadero montón.

Por esa razón las informaciones de los responsables del Instituto del paro no me parecen fidedignas sino más bien tendenciosas y que se hacen en un sentido de propaganda partidista en detrimento de la verdad y el interés nacional. Por eso las falsas verdades son mentiras solapadas y es vergonzoso que esto ocurra en una España que se autodenomina democrática. Pues esta España ni es democrática ni los políticos son políticos. Ahí está el ejemplo que la división de poderes no existe. Los partidos mandan en el poder ejecutivo; los partidos mandan en el poder legislativo, y, los partidos mandan en el poder judicial, pues lo eligen a dedo. ¿Algún tontaina español se creerá que esto es una democracia? Por eso las falsas verdades son mentiras objetivas. ¡Construyamos una democracia de verdad y mandemos al carajo a todo este atajo de aprovechados y mentirosos!

Autor: Luis Pelayo Fernández (Muelas del Pan) , Publicado en La Opinión de Zamora, Sección Cartas al Director, el 07-12-2013


««   Mostrando resultados 30 a 30 de 32   26 27 28 29 30 31 32  «   »

[volver]    [índice de artículos]
© Desde 2002