Peñas con nombre
[volver]    [índice de peñas con nombre]


Peña del Tío Gachele

      Esta peña de la que hablaremos hoy ya no se puede contemplar. Sin embargo ha sido una de las peñas más emblemáticas del pueblo. La llamaban del Tío Gachele por estar junto a la posada que regentaba Juan Fernández (apodado, claro está, “El Gachele”) y el taller de carretero en el cual él trabajaba. Esta posada y este taller fueron muy conocidos por las gentes antañonas, entre otras cosas, porque allí había un escenario donde se “echaban” comedias y sainetes. El Tío Gachele debió ser también algo importante en la administración municipal, pues con ocasión de la visita del general Primo de Rivera a los “Saltos del Duero”, su hija Pilar estuvo bailando unas jotas castellanas en el dicho escenario junto con otras chicas del pueblo. Todo esto lo decimos para que se sepan las razones por las que era conocido el Tío Gachele. Tan conocido era que a la peña que avecinaba a su casa y provocaba un estrechamiento en la calle, la llamaban “La Peña del Tío Gachele”.

En época de la construcción de los saltos, los obreros que trabajaban en la obra, solían hacer allí sus manifestaciones en demanda de mejores condiciones de vida y salarios. En una de esas manifestaciones hubo una bala perdida y un obrero fue muerto. Eran días de alboroto en España y Muelas del Pan que, por causa de la “Obra”, no escapaba a los enfrentamientos.

Sin embargo, la peña era más conocida porque en las noches de buen tiempo la gente del pueblo se reunía allí a contar historias y cuentos. Bueno, que era como una “filandeira”. Después del enfrentamiento fraticida del ’36-39’ los chicos del barrio nos reuníamos allí y seguíamos con el cuentacuentos, pues era una peña donde todo el mundo se podía sentar y hacer corro en su parte más alta. Allá por el año ’85 del siglo pasado un nieto de Juan Gachele convino con el ayuntamiento en la cesión de una parte de terreno para construirse una casa a cambio de desbrozar la calle y aprovechar la piedra para la construcción, lo que así sucedió. Hoy está construida la casa y la peña ya no existe. Pero queda su recuerdo y aquí hacemos mención de ello para que las generaciones venideras sepan de su extinta existencia. Insertamos a continuación un poema elaborado por Teresa Fernández, hija de Juan Gachele, en el que nos explica como veía ella la peña.

(Luis)

- LA PEÑA DEL TIO GACHELE -

Sobre la Calle la Era,
sobre un lado, deformada,
como si fuera un escaño,
cual si fuera una muralla,
la Peña del Tío Gachele,
por granito compactada,
la utilizaba la gente
de descanso y atalaya.

Desde allí cuando el turbión
los arroyuelos mudara,
las gentes sobrecogidas
miraron Piedrafincada,
llena de fangos de arcilla
que alcantarillas tapara
y las bolas de granito
que en Cercavantón mudaran.

En las noches de verano,
tras la cena trasnochada,
las gentes cuentan estrellas
y el cuentacuentos se hilaba.
"Aquella estrella es El Carro",
- dice la abuela Atilana -
El cabrerillo responde:
"por allí el Lucero El Alba",
y otro dice que la loba
se llegó hasta la cabaña
y que el pastor le hizo frente
dándole con la cayada.

Mas la Peña El Tío Gachele
ya no ejerce de atalaya
ni sirve de cuentacuentos
porque fue dinamitada.
Hoy descansa en una casa
con las paredes labradas,
Y con sus piedras el viento
cuenta las noches habladas.


Teresa Fernández Martín




Para saber más de Muelas del Pan y su entorno recomiendo visitar http://tierradelpan.com, el portal de la Tierra del Pan
© Desde 2002
Web Analytics